Terapia de Shock

Es una terapia de cambio de temperatura con el objetivo de ayudar a disolver la grasa compacta y reafirmar la piel con flacidez. Favorece principalmente la reducción de medidas.

El shock térmico es un tratamiento estético que ayuda a combatir la adiposidad localizada y la celulitis. Este tratamiento tiene un efecto desintoxicante, aumentando la oxigenación de los tejidos al producir dilatación de los vasos que irrigan la piel. Asimismo promueve la disminución del edema y los signos de la celulitis, a la vez que estimula la eliminación de las toxinas que promueven su formación.

Consta de dos pasos, el primero es la aplicación de un gel térmico, que eleva la temperatura en la zona a tratar, y después se emplea un gel criógeno que da una sensación fría, lo que produce el “shock térmico”. El gel criógeno tiene una acción refrigerante, de intenso frío en la zona aplicada, esto hace que en el cuerpo se active el sistema linfático, eliminando lípidos y toxinas. Genera una reducción y vasoconstricción de la zona tratada, lo que con el uso progresivo va modelando el cuerpo mediante la reducción de la adiposidad localizada.

Es una terapia de cambio de temperatura con el objetivo de ayudar a disolver la grasa compacta y reafirmar la piel con flacidez. Favorece principalmente la reducción de medidas.

60

Minutos de tratamiento

1

Cantidad de tratamientos

Precio:

Q350

” type=”text/javascript”>